• Compromiso con los resultados

    Sólo garantizamos nuestro futuro teniendo beneficios. Los beneficios provienen de nuestra capacidad para adaptar nuestra competitividad a las exigencias del mercado.

  • Legado

    Sólo el firme convencimiento, de que lo que nos es legado es una oportunidad  y tiene el carácter de préstamo para aprovecharlo en nuestro desarrollo personal y que tarde o temprano tendremos que devolverlo a las generaciones futuras, contribuirá a la integración, cohesión y continuidad de nuestra organización.

  • Trabajo en equipo

    Solamente conseguiremos los objetivos que nos marcamos cuando todos empleamos nuestro esfuerzo y dedicación en la misma dirección y nos ayudamos y complementamos los unos con los otros.

  • Confianza

    La expresión abierta de nuestras diferencias y de cualquier aspecto que puede deteriorar nuestras relaciones es el camino que nos facilitará mantener la armonía y la cohesión entre nosotros.

  • Actitud crítica y reflexiva

    Admitimos la crítica de nuestra forma de actuar y la utilizamos como un elemento reflexivo que nos permite seguir desarrollándonos como  personas y como profesionales. La acción crítica siempre la realizaremos en la más estricta confidencialidad.

  • Honestidad

    Actuar de acuerdo a lo que se espera de nosotros como personas justas, que cumplen con lo pactado y que mantienen un respeto máximo por los valores y normas que nos guían.

  • Interés personal - Interés Empresarial

    En el supuesto de conflicto entre los intereses personales y los empresariales, siempre prevalecerán los empresariales por encima de los personales. Llegado el caso de situaciones límite, falta de motivación en el familiar, menoscabo del nivel de desempeño, amortización de puesto de trabajo, etc.; se buscará, teniendo en cuenta las necesidades del negocio, la solución más óptima para la persona dentro de las posibilidades del negocio.

Man in a field of daisies | Fisair