Fabricación de películas y almacenaje de grabaciones

El contenido de humedad del aire puede afectar en la fabricación de películas y almacenaje de grabaciones, en función de muchos factores, como: la duración del tiempo de almacenaje, el tipo de película, la clase de imágenes y su valor.

Un exceso de humedad puede dañar la película y su base, tanto en imágenes en blanco y negro, como en color. El proceso de fabricación de las películas también es muy exigente con las condiciones de humedad del aire.

Si no se trata el exceso de humedad, este puede provocar la corrosión de los metales y daños microbianos a los materiales orgánicos.

En función del tipo de grabación, las mejores condiciones oscilan entre un 15 % y un 50 % de humedad relativa para evitar dañar en la medida de lo posible los materiales importantes.

Hay que tener en cuenta que la temperatura también es muy importante en el almacenamiento de grabaciones y la fabricación.

Fabricación

La fabricación de películas y almacenaje de grabaciones es un proceso complicado. Cada parte del proceso ha de hacerse con cuidado y limpieza.

En la fase de secado, se aplica normalmente aire caliente a la película durante cierto tiempo. Debido a esta aplicación, el aire caliente puede afectar negativamente a la estructura del registro y acortar su vida útil.

Con el método de deshumidificación Fisair, podrá reducir considerablemente el tiempo de aplicación sin necesidad de usar aire extremadamente caliente.

Almacenaje

Las películas grabadas han de protegerse con cuidado contra los daños que pueda causar el exceso de humedad y temperatura. En un entorno desprotegido, las películas terminarán dañándose de modo irreversible. Esto significa que no se podrán reproducir, copiar ni imprimir nunca más.

Con el adecuado tratamiento de la humedad y la temperatura, podrá conservar las grabaciones para las próximas generaciones.

Los niveles de humedad generalmente aceptados para el almacenaje de películas están por debajo del 30 % de humedad relativa.

Ventajas para la fabricación:

  • Menor tiempo de secado
  • Aumento de la capacidad de producción

Ventajas para el almacenaje:

  • Aumento de la vida útil
  • Menores efectos perjudiciales para las películas
  • Ahorro de energía en comparación con el aire convencional
  • Sistema acondicionador
  • Prevención de la corrosión
  • Estabilización de las condiciones del aire en el interior

Entre otras referencias, destaca el nuevo centro de conservación y restauración de la Filmoteca Española en Madrid.

Para más información, por favor, pida información detallada a los ingenieros experimentados de Fisair.

Dejar un comentario