Control de humedad en la industria del llenado, empaquetado y etiquetado

Prácticamente todas las industrias terminan sus procesos con uno de llenado, empaquetado o etiquetado o los tres incluidos. En cada uno de ellos, el control de la humedad suele cobrar un papel importante para asegurar una buena calidad al proceso y para proteger el producto que se entrega en la industria.

Sistemas de llenado y empaquetado automático

Los productos envasados en máquinas de llenado volumétrico distribuyen el producto en envases al hacer que un recipiente que se llena con el producto pase por un orificio y libere el producto a través de la tolva al envase.

Este equipo puede sufrir con el producto pegajoso o la formación de hielo en el mecanismo de la copa y el collar, lo que impide el funcionamiento y da como resultado una alimentación desigual de los recipientes.

Los deshumidificadores desecantes Fisair evitan que los equipos de llenado se peguen o se forme hielo.

Los blísteres y las máquinas de envasado de alimentos son propensas a paradas no planificadas cuando se exponen a condiciones ambientales húmedas. La alta humedad reduce la velocidad de la maquinaria de envasado y embalaje, las cuales trabajan habitualmente con tolerancias reducidas.

La humedad alta también afecta el almacenamiento y a la vida útil de la mayoría de los productos que son embalados. El control de humedad puede mantener la integridad de los embalajes y productos, esencial para un embalaje de calidad y extender la vida útil del producto.

Etiquetado

Las etiquetas basadas en papel son higroscópicas y sus propiedades son afectadas si son almacenadas a una humedad inferior a 50-55% de HR, así como para evitar problemas de electricidad electrostática si son de compuestos metálicos.

Además, muchos adhesivos son sensibles a la humedad ambiental, perdiendo humedad cuando se exponen al ambiente seco. Esto hace que las etiquetas no se adhieran al sustrato (comúnmente vidrio y latas) y las solapas de pegamento de cartón no se adhieran. Comúnmente, los pegamentos están en equilibrio con el papel y manteniendo una 50-55% de HR la zona de etiquetado se mantiene en condiciones óptimas.

Material de embalaje

Los papeles y cartones son también materiales higroscópicos que sufren ante el ambiente seco. El principal problema es el de la aparición de grietas en la cara externa de los pliegues en papeles y cartones más gruesos, debido a la pérdida de flexibilidad de los tableros secos. Esto es más obvio en el trabajo impreso, donde se revela el sustrato blanco, lo que significa inevitablemente que se rechaza el lote. Una vez más, el almacenamiento y la conversión al 50-55% de HR normalmente solucionan el asunto.

Ejemplo de aplicaciones específicas de deshumidificación de aire por rotor desecante en el proceso de embalaje:

Industria farmacéutica:

En el apartado de aplicación de nuestra web podrá observar que el proceso de envasado es crítico y que cuenta con detalles particulares. Se debe mencionar el embalaje de antibióticos y efervescentes como campos de estudio específico.

Industria textil:

La ropa textil está formada habitualmente por material orgánico como la lana o el algodón que si es embalada con alta humedad y transportada a destinos lejanos con climas fríos pueden llegar con moho, hongos o mal olor al cliente a la hora de abrir el envoltorio. Para ello se acondicionan salas con humedad baja, alrededor del 35% donde se almacenan las prendas unas horas y luego se embalan en este mismo ambiente seco.

Industria alimentaria:

La vida del producto y la presentación de este en los supermercados hace que se cuiden en esta industria de forma especial los procesos de envasado. Como ejemplo de casos donde se enfoca frecuentemente la tecnología del deshumidificador desecante podemos mencionar los sándwiches, la verdura lavada, las sopas instantáneas o las galletas.

Industria de los fertilizantes:

La mayoría de los fertilizantes comerciales, especialmente aquellos que tienen una alta concentración de nutrientes, son higroscópicos y por lo tanto tienen una alta solubilidad en agua. Por lo tanto, absorben fácilmente la humedad durante la producción , el almacenamiento y el embolsado, y forman una solución saturada que conduce al apelmazamiento, la exudación y la formación de grumos. El resultado final es a menudo pérdida cualitativa y cuantitativa. Por ello, los deshumidificadores desecantes en varias partes de sus procesos son requeridos pero muy habitualmente para el de embolsado.

Referencias de aplicación

Entre algunas de las referencias importantes del sector caben destacar:

Productos relacionados