Control de humedad en laboratorios y salas blancas

En muchas industrias, partes de la producción se llevan a cabo en salas limpias que cuentan con un sistema de climatización especializado. En estas empresas, los requerimientos legales hacen que las salas blancas sean esenciales para regular constantemente la humedad del aire en procesos como la fabricación de semiconductores, la investigación médica, los productos farmacéuticos, las ciencias de la vida y la nanotecnología.

Para obtener resultados comparables, coherentes y funcionales, quienes trabajan en laboratorios y salas blancas requieren condiciones atmosféricas estables y controlables. La temperatura y la humedad relativa juegan un papel importante, ya que influyen en la viscosidad y facilidad de uso de los materiales, así como en la velocidad de las reacciones químicas. Estas condiciones climáticas también impiden la proliferación de bacterias y otros contaminantes biológicos.

Así mismo, en una sala blanca de producción es vital mantener el rendimiento y minimizar el desperdicio. Incluso una mínima variación en el nivel de humedad puede causar que los recubrimientos se sequen demasiado rápido, la estática puede ocasionar problemas en el envasado o errores en las minuciosas aplicaciones de impresión.

Las tolerancias en los niveles de humedad en este tipo de salas son muy reducidas y por ello Fisair fabrica equipos que son diferentes a los típicos equipos de control de humedad usados en edificios comerciales o residenciales.

El uso es intensivo, siendo habitual el trabajo 24/7 por lo que Fisair desarrolla sistemas que se adaptan a la instalación del edificio para causar un bajo impacto en el consumo energético de la instalación.

Un ambiente cómodo de 40-60% de humedad relativa es ideal para personas que trabajan en laboratorios y salas limpias, ya que aumenta la productividad y reduce significativamente las ausencias relacionadas con la salud de los empleados.

Ventajas del control de humedad en laboratorios y salas limpias con equipamiento Fisair

    1. Protege contra descargas electrostáticas peligrosas.
    2. Garantiza la comparabilidad de los resultados de cara a los requerimientos legales.
    3. Garantía de calidad y un menor riesgo de contaminación.
    4. Estudio personalizado para conseguir el sistema de menor consumo energético y costos operativos.
    5. Crea un ambiente de trabajo saludable y agradable para el personal operativo.
    6. Sistemas fáciles de operar y una red de servicio global para garantizar mantenimientos y asistencias profesionales.

Productos relacionados