Control de humedad en bodegas y Cavas

Merma de producto para el almacenamiento en cubas de madera

En el proceso de elaboración del vino, este se almacena habitualmente en cubas de madera. La madera es un material higroscópico que cede humedad si en el ambiente que la rodea la humedad relativa del aire es baja. Esta humedad cedida la toma el recipiente de su contenido, es decir, del vino. Por ello, si las barricas con el vino son almacenadas en ambientes sin control de humidificación, se puede causar una merma en el producto considerable la cual se traduce directamente en pérdidas de producto no vendido.

Mejora de la calidad

La calidad del vino es resultado en amplia medida del clima que lo rodea,  y del control de este clima dependen los procesos existentes en el interior de las bodegas que otorgan características propias a cada caldo.

Una de las condiciones clave para garantizar el éxito es el control de la humedad. Entre los procesos afectados por los niveles de humedad a regular se encuentran:

  • Fermentación Malolactica

La humedad relativa del aire y la temperatura inciden de manera directa en el proceso de fermentación del vino, como ocurre en la fermentación malolactica en barricas y en botella donde se aportan al vino, aromas,  sabores y color.

  • Crianza Oxidativa

En la crianza oxidativa en barricas se produce un envejecimiento deseado del vino, que adquiere otros matices, el control de la humedad del aire de la nave de barricas asegura la estabilización de este trasiego.

En estos procesos cada tipo y variedad de vino requiere de una condición climatica diferenciada, y es en ellos donde se la define la identificación de la calidad final para cada variedad de vino.

Condiciones de seguridad alimentaria, de los empleados y durabilidad del edificio

No sólo en la calidad del vino influyen los niveles de humedad en el interior de las bodegas, también su falta de control puede afectar a la propia estructura de la misma:

Un alto contenido de humedad, propio de recintos interiores con infiltraciones como las cavas, origina:

  • Proliferación de hongos y bacterias
  • Deterioro de mobiliario y del edificio; aparece oxidación
  • Condensación indeseable

Solución: Control de humedad

Una serie de cálculos nos permiten valorar la incidencia en cada caso, de manera que nos permite conocer la cantidad de humedad que se requiera aportar o eliminar para mantener los niveles adecuados y conseguir de esta manera el objetivo, un vino con calidad de éxito.

Fisair ofrece diversas soluciones adaptadas al edificio singular que es siempre una bodega. En función de su configuración actual o del diseño del nuevo edificio, unos sistemas se adaptarán mejor que otros.

Todos nuestros sistemas son de alta calidad y nuestros servicios incluyen el asesoramiento y toda la ayuda en la instalación. Nuestro servicio post-venta asegura una operación con el mínimo coste operativo y la ausencia de problemas técnicos durante toda su vida útil.

Como uno de los ejemplos de éxito en la aplicación mencionamos nuestra experiencia en las prestigiosas bodegas Luis Cañas. En sus instalaciones de La Rioja Alavesa, Fisair suministró sistemas de atomización neumática Atomspray para controlar la humedad de sus procesos de fermentación maloláctica de barricas y botellas.

Productos relacionados