Control de humedad en la industria hortofrutícola

Hasta un tercio de todos los alimentos se estropea o desperdicia antes de ser consumido por las personas.

Las frutas y verduras son en su mayor parte agua que, ante un ambiente seco, se va deshidratando, perdiendo peso y atractivo para el comprador.

Mediante su conservación a baja temperatura, después de ser cosechados, se impide su maduración y envejecimiento preservando el sabor y la calidad. Es decir, se retrasa la maduración de la fruta, alargándose las posibilidades de ser ofrecidos en el mercado fuera de su temporada natural.

Sin embargo, si los procesos de conservación y almacenamiento no se realizan en las condiciones adecuadas, los frutos se secan, provocando mermas en el peso, deterioro en la presentación y disminución de aroma, sabor y valores nutrientes, así como pérdidas económicas derivadas de la disminución de las ventas.

Para evitar este secado, es necesaria la aportación artificial constante y controlada de agua al aire ambiente, mediante humidificadores que transforman el nivel de humedad en valores óptimos, evitando la pérdida de agua y deteniendo así el proceso de deshidratación.

Fisair cuenta con equipos de humidificación destinados a mantener una correcta humidificación del aire, lo que permite mejorar la calidad contribuyendo a una mayor productividad.

tabla-valores
interior-camara

Diferencias entre la conservación sin y con control de humedad del ambiente de almacenamiento.

Flores

Los expertos en su conservación dicen que el control de la humedad es tan esencial como el de la temperatura. Las estancias sin control de humedad deshidratan las flores y acortan su esperanza de vida. La humedad relativa en los refrigeradores florales no debe ser inferior al 80%, e idealmente debe ser del 90 al 95%. La humedad es importante porque reduce la velocidad a la que una flor de corte o verde emite humedad al aire. A una humedad relativa baja, las flores cortadas deben reemplazar más agua perdida y pueden secarse y marchitarse prematuramente. A temperaturas bajas y alta humedad relativa, una flor cortada toma menos agua del recipiente porque está perdiendo menos agua al aire circundante.

Referencias de aplicación

Entre algunas de las referencias importantes del sector caben destacar:

Productos relacionados